Adalberto Peñaranda: Una bala estuvo a punto de quitarle su futuro
Por Jackelin Díaz. junio 12, 2017 04:08 p.m.




La zancada de Adalberto Peñaranda que lo llevó a estar en boca de todos con el Granada pudo haberse acabo por la inseguridad en el país en el año 2015 cuando todavía jugaba para el Deportivo La Guaira.

A pesar de muchas hipotesis sobre que el incidente lo sufrió luego  de un asalto al salir de un partido que habían perdido por 2-1 contra el Táchira junto a su compañero de equipo Charlis Ortiz, el criollo en varias entrevistas aclaró lo que sucedió en realidad.

Peñaranda junto a Ortiz quedaron atrapados en medio de una balacera luego de salir de una fiesta en la capital de país, Caracas. Los dos jugadores sufrieron heridas, para el joven de El Vigia la bala entró en su muslo izquierdo pero para su fortuna el proyectil salió sin tocar ningún ligamento a pesar de estar a solo centímetros de la rodilla.

Aquel episodio no le trajo repercusiones en el campo de juego hasta un estudio que le aplicó el equipo que le abrió las puertas en el exterior, el Granada, la cual arrojó que su pisada es diferente entre una y otra pierna. De hecho, en ese momento los médicos le recomendaron trabajar ligeramente para la debida recuperación de su pierna debido a una pérdida de masa muscular.

Unos meses después, Peñaranda escaló en el Granada hasta la gran ansiada titularidad y fue el responsable de romper un récord y desplazar a Lionel Messi para convertirse en el jugador extranjero más joven en marcar dos goles en un mismo partido.



Comentarios